Está la cosa en RTVE como para meterse en jardines. Metida en una crisis de arriba abajo, actúa como quisiera celebrarlo. Lo mismo se tira a la pira con otro, el enésimo, reportaje vomitivo de Informe Semanal en esta etapa (ahora condenando sin matiz o pudor los escraches) que organiza un castillo de fuegos artificiales, invitando a rezar a los parados para huir de la depresión.

En plena orgía de disparates, el PP se hace cruces porque un reportaje de TVE en el que el Rey insinúa lo que el el Gobierno no quiere, sin reparar en que, antes que nada, se trata de un documento tan baboso que debía avergonzar a cuantos participaron en su producción y en su emisión. O en que el reportaje, por simple peloteo, abrió los telediarios del día, los cuales, que se sepa, no los dirige ningún militante socialista (entre los que también hay, seguro, algún idiota).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.