Hay problemas que parecen irresolubles y no lo son. Se necesitan agallas; eso sí. Ejemplos:

Cómo erradicar la Covid19

Muy sencillo: no haciendo tests. La gente se muere y punto, todos los días y por causas muy variadas. ¿Por qué tenemos que distinguir entre una causa del fallecimiento u otra, si lo fundamental es que se muere e incluso que nos morimos? ¿Cuándo vamos a dejar de ser un país de maricas? Lo dijo Bolsonaro.

Cómo acabar con los accidentes de tráfico

Los efectos de las campañas, las más duras o las más leves, son lentos, si no nulos. ¿Entonces? Se suprime el tráfico. ¿Es más importante llegar a cualquier destino que la propia vida? Ya que no conseguimos convencernos de ello, acabemos con la causa: los vehículos.

Cómo resolver el problema de las pensiones

Caben dos soluciones extraordinariamente eficaces: suprimir las pensiones y/o suprimir a los pensionistas. En este último sentido ha ha habido propuestas; por ejemplo, las de un ministro japonés. ¿Se trata de medidas drásticas?

Imaginemos otras intermedias, aptas para el debate político: obligar a los pensionistas a morir a los 70 años para corregir el excesivo gasto a la Seguridad Social generado por la longevidad de los españoles o reducir las pensiones máximas a la mitad y, en contrapartida, para dar gusto a los comunistas bolivarianos que nos gobiernan, subir las mínimas al mismo rasero de las máximas; es decir, compensando las bajadas con las subidas hasta donde el presupuesto aguante, sin incurrir en más gastos que los previstos antes de que la SS se viera empeñada hasta las cejas.

Esta última opción se podría corregir de una manera que se antoja imposible: subir impuestos. Esa imposibilidad obliga a adoptar alguna de las soluciones de partida: o suprimir las pensiones o suprimir a todas las personas en edad o motivo para ser reconocida como pensionista, evitando así que los pobres puedan disfrutar de la eternidad antes que los ricos, al contrario de lo que viene ocurriendo.

La eternidad es un derecho. En ella se acaban todos los problemas, incluidos los leves.

Seguiremos dando soluciones.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.