Ayer eran dos. Hoy ya son tres. ¿Mañana?

¿Qué se puede decir, salvo entender a quien decidió suicidarse?

¿Qué se puede hacer cuando se siente la impunidad de los culpables?

Se puede, se puede, se puede…

Los que se fueron sólo hicieron lo que pudieron. Lo definitivo.

¿Harán falta más?

 

 

Imagen: El suicidio. Édouard Manet, via Wikimedia Commons.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.