Juan Cotino, candidato al Pavo del año

– ¿El señor Juan Cotino?

– Sí, ¿quién llama?

– Soy Jordi Évole, el director del programa Salvados, de La Sexta..

– No, no está él ahora

– ¿Cómo?

– Él no está.

– Pero si me ha dicho que es usted.

– No.

– ¿Cómo que no?

– Soy su hermano.

– Ah, usted es su hermano…

– Sí.

– Pues tiene una voz muy parecida…

– Pues sí, por eso somos hermanos…

¡Enorme momento televisivo! Fuera Juan o no, daba igual. Porque, después de aquel instante surrealista, llegó el delirio hiperrealista: ya sin teléfono, distancia u ocultación, Cotino, (Juan, sin duda) y Évole (Jordi, del que no la hubo nunca) se encontraron cuerpo a cuerpo. Y el político pepero, valenciano, opusdeísta y meapilas balbucía, exhibía su sonrisa mojigata, giraba cual peonza sin escapatoria, pedía auxilio, huía y callaba, callaba, callaba con la boca abierta… buscando aire.

Debe verse. Como mínimo, el episodio Évole-Cotino (sexta parte). La indignación se ve compensada con el descojono, como un ejercicio purificador contra la barbarie.

Por este episodio Juan Cotino merece figurar entre los candidatos a Pavo del año. Se suma a la lista.

 

Candidatos a Pavo del Año 2013 ya seleccionados:

 

Ignacio González

Carlos Floriano

>