Dijo don Floriano (Carlos): “Se rompió la relación laboral con el señor Bárcenas, hubo un acuerdo como pasa en muchas empresas, un pago aplazado en partes, mensualmente”.

– Asunto arreglado.

– Pero siguieron cotizando a la Seguridad Social.

 

Dijo doña Dolores (Cospedal): “La indemnización que se pactó fue una indemnización en diferido en forma simulación de lo que hubiera sido en diferido en partes de lo que antes era una retribución”.

– ¿Claro o no?

– Pero siguieron cotizando a la Seguridad Social.

 

Tuvo que intervenir don Bárcenas (LB), pero no dijo ni palabra. Demandó al PP por despido improcedente.

– Y sea quedaron con el culo al aire.

– El pobre hombre se enteró de que ya no cotizaban por él a la Seguridad Social mientras esquiaba en Canadá.

– Más mala leche.

Dice doña Dolores que “este partido no acepta chantajes” ni sobornos. Pero pasa cada bochorno…

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.