“La austeridad ha fracasado. Pero sus defensores están dispuestos a cantar victoria sobre la base de la evidencia más débil posible: la economía ya no se está hundiendo; por tanto, ¡la austeridad debe estar funcionando! Pero si ese es el punto de referencia, podríamos decir que saltar desde un acantilado es la mejor manera de bajar de una montaña; al fin y al cabo, ya se ha dejado de caer”. 

“Decir que la medicina está funcionando porque la tasa de paro se ha reducido en un par de puntos porcentuales, o porque uno puede ver un atisbo de magro crecimiento, es similar a que un barbero medieval diga que una sangría está funcionando porque el paciente todavía no ha muerto”.

En esta época de tantos pesares, donde la economía desbancó a la política, quienes ignorábamos casi todo de aquella tuvimos que hacernos economistas para preservar nuestro afán político. En pleno proceso de transformación erramos casi tanto como hablamos, que, no obstante, es lo mismo que consiguen quienes creen saber todo de esta ciencia que los mandamases del mundo han conseguido asimilar a la astrología, o algo parecido.

Quien más quien menos, para salir airoso del reto, se ha buscado un par de autores de cabecera y reitera lo mismo que ellos también repiten. Nada nuevo bajo el sol, pero a veces las cosas se explican con tanta claridad que uno cree entender lo que le cuentan. Y en consecuencia acude presto a darle al genio toda la razón.

En esta ocasión, Joseph Stiglitz, premio Nobel, colaborador habitual en El País, publica un artículo del que he entresacado dos párrafos para empapelarme en la próxima manifestación, aun a sabiendas de que los que nos gobiernan están dispuestos a leer ni siquiera un par de píldoras ajenas a las que redactan quienes les mandan.

Los manifestantes poseedores de un cuerpo más esplendoroso o los que deseen de un mayor abrigo de cara al invierno les recomiendo el artículo completo: Los zombis de la austeridad europea.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.