Notas añejas que no se hacen viejas

El juez Ruz rechaza la acusación particular del PP en el caso Gurtel. Los populares son expertos en conseguir ese doble papel de acosadores y acusados. Esta vez no les ha salido. Que nadie se confíe: en los juzgados se mueven como víboras. No por casualidad.

Procesan al juez que asesoraba a los beneficiarios de las ITV sobre el modelo de proceder ante su propio juzgado. ¿Por qué no hicieron lo mismo con el magistrado que orientó a los querellantes contra Garzón ante su propia jurisdicción?

El PSOE es como un escorpión: siempre dispuesto al suicidio. Hubo uno que lo llamó autosuicidio, para eliminar dudas (las suyas, claro). Surge una idea (las primarias, la fusión de la fiscalidad renta-patrimonio, alguna otra) y se encargan de que parezca una ocurrencia desesperada. Ellos mismos van quemando las iniciativas tomadas a remolque…

“Austeridad es cuando matan al paciente”. Lo dijo Pierre Moscovici, ministro de Economía y Finanzas francés; es decir, un enfermero en la unidad de paliativos.

Los socialistas del sur protestan contra la austeridad alemana. ¿Le vienen bien a Merkel estas disensiones de salón, sin firmeza, sin algo más que un puñetazo en la mesa (y ni eso)?

>
Artículo anteriorEl 1% es peor que Alemania
Artículo siguienteJuan Cotino, candidato al Pavo del año