El presidente del Partido Popular se niega a hablar del caso Bárcenas. Ni siquiera para negar que haya recibido sobres sin membrete aunque con dinero.

El líder del Unió Democràtica de Catalunya afirma que la sentencia que pactó y le condena no asegura que hubiese financiación irregular, aunque afirme que hubo “aportaciones directas” que se emplearon en comprar materiales del partido o en pagar a trabajadores del partido.

El PSOE acusa de golfo al director de la Fundación Ideas, pero nadie pone en cuestión una fundación que paga mucho (cantidad) y sin control (calidad) a los listillos advenedizos.

Muy ejemplar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.