¿Por qué es infumable que un grupo de políticos sea agasajado por una empresa –se supone, o eso se dirá, que porque a ella le viene en gana– y no lo es que un grupo de periodistas sea agasajado por una empresa –se supone, o eso se dirá, que porque a ella le viene en gana?

¿Por qué, cuando Telefónica, Iberdrola o El Corte Inglés invitan a varios políticos a un viaje, se habla de corrupción y, cuando lo hacen a un destacado grupo de periodistas, se considera generosidad o, en el peor de los casos, un acto de relaciones públicas?

Cuando se interpreta que el beneficiario es el grupo de políticos –aparte del donante, que eso va de suyo–, se reclama como un derecho ciudadano el listado de los viajeros y, cuando lo es el grupo de periodistas, todos, incluidos los políticos, se hacen los muertos. ¿Por qué?

¿Por la distinta responsabilidad social de unos y otros?

¿A quién consuela esa pregunta: a los políticos o a los periodistas?

¿Cuántos medios de comunicación –de los viejos, de los nuevos, de los analógicos, de los digitales– incluyen en sus previsiones económicas el maná de esas empresas que, según ellos, no deberían contratar a ex–altos cargos de uno u otro partido? ¿Acaso el maná es el fruto de sus previsiones de audiencia o de su capacidad para reclamar la coima?

Se podría añadir más leña al fuego: si en ese amplio grupo de beneficiarios, hay alguno que negocia con la pistola –figuradamente, aunque con similares efectos– encima de la mesa, ¿pertenece a la estirpe de los políticos o a la de los medios?

Siempre produjo vergüenza comprobar los regalos que las grandes empresas realizaban a los directores de informativos y, en particular, a los jefes de la sección de Economía en vísperas de Nochebuena.

¿Vergüenza o envidia de quienes a su despacho apenas si llegaba el paraguas del PP…, hasta que los tacharon de la lista?

Quizás por eso, ahora tampoco sea fácil discernir por qué se da un trato tan diferente a unos oficios a los que cabe exigir decencia y coherencia. Demasiado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.