En Francia, Hollande toca fondo: el ministro de Presupuestos y Hacienda ha dimitido, después de que se supiera que atesoraba una cuenta secreta en Suiza, que más tarde trasladó a Singapur; no repuesto del empujón, el tesorero de la campaña electoral del presidente debe admitir que creó dos cuentas opacas en paraísos fiscales (un caso que, sin llegar a Bárcenas, se le parece). Monsieur le président se encuentra, por eso y más, cuesta abajo.

El mérito de ambos descubrimientos corresponde a medios de comunicación. El primero, al diario digital francés, Mediapart (socio del español de reciente aparición InfoLibre.  El segundo, a la acción de un amplio grupo de periodistas de investigación reunidos en el International Consortium of Investigative Journalist, que acaba de ofrecer a diferentes medios sus investigaciones sobre paraísos fiscales. En Francia Le Monde ha adquirido los derechos de las investigaciones del Instituto, sacando a la luz el caso del tesorero, y El Confidencial  lo ha hecho en España, publicando las cuentas de la viuda Thyssen, antes Tita Cervera.

 

 

 

 

 

 

Los primeros datos acaban de aparecer, pero hay 130.000  cuentas de magnates-mangantes en poder del ICIJ. Este centro y los profesionales que en torno a él trabajan merecen el reconocimiento. Ellos reivindican que queda mucho periodismo por hacer. Y periodistas dispuestos a ejercer. Reconozcámoslo,

aunque la mayoría prefiera vivir a la sombra del prestigio bien ganado por unos pocos o a la luz de los muchos que entiende la profesión como un inmenso chismorreo.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.