Dos meses de plazo para evitar lo que casi nadie dice desear. Entre la investidura fracasada y la por fracasar quizás quepa, por decir algo, algún intento para salir del túnel o del atasco. Veamos:

imagesPodemos presiona al PSOE con retirarle su apoyo en las Comunidades donde gobierna.

El PSOE presiona a Podemos con retirarle su apoyo en los Ayuntamientos donde gobierna con el voto que los socialistas les dieron “a cambio de nada”.

El PSOE no se apea del acuerdo con Ciudadanos y se presentan como la santa alianza para mostrar su legitimidad cuantitativa, superior a la del PP.

5Podemos no quiere ni ver a Ciudadanos, al que identifica con el Partido Popular, aunque reconoce que hay aspectos en los que podrían ponerse de acuerdo: asuntos de regeneración democrática, reforma electoral y otros.

Podemos reconoce que “si nos fijamos en los programas de las dos formaciones (Podemos y PSOE), no sería difícil ponernos de acuerdo en materia económica”. Lo dice la clon de Pablo Iglesias, Irene Montero.

La bronca tiene precio. La de Podemos, en el Congreso, en la fase de articulación de una mayoría. La del PSOE, una vez callaron las cámaras del directo.

Mucha gente que aún respeta el legado del PSOE (aunque haya votado a Podemos, a IU o, a regañadientes, al propio PSOE) aún reclama un gobierno de izquierda.

TUNELEn el PSOE hay barones con poder que no solo desconfían de Podemos sino de la izquierda.

¿Cabe así algún resquicio para la negociación? El que deparen unas encuestas que enmarañen a los más recalcitrantes.

¿Puede encontrarse alguna vía de acuerdo? Por ejemplo, ¿el compromiso de una legislatura breve, pensada para preparar un escenario electoral reformado en lo formal-instrumental (regeneración, ley electoral, aforamientos, mandatos máximos de los cargos representantivos…) y en la política urgente: medidas contra la exclusión y la desigualdad, plan de actividad económica, alguna reforma básica dentro de los cauces que, sin duda, impondrá la madrastra Europa?

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.