Quince días en Perú

Dos semanas en Lima dan para una misa, sin querer, y para otras cosas. Aquí no se habla de los motivos del viaje sino de sus circunstancias o de su periferia.

Para ir al diario pulsar aquí.

 

Artículo anteriorDebate sobre el 15M
Artículo siguienteEl cantautor que escuchaba a un niño