Diario 2022

21 de enero

Definición de hijo: la encuentro en una referencia que cita al poeta italiano Valerio Magrelli:

«Hijo = murciélago que avanza en la oscuridad haciendo rebotar ondas-radio en la figura opuesta de su padre. Para no estrellarse contra él».

¿Alguna consideración, hijas?

7 de enero

Aunque el calendario diga otra cosa, hoy en casa es día de Reyes. Así encontraron los muchachos el rincón de los regalos. Lo primero, acertar qué cosa correspondían a cada cual. Los mayores resolvieron el enigma.

5 de enero

Tengo la impresión de que mis nietos reciben más regalos en unas Navidades que los que recibí en toda mi infancia. Y eso que, al llegar estas fechas, la familia –y yo mismo– pretende moderarse. Lo nuestro, al parecer, está más cerca de la contradicción que del éxito. La felicidad no se discute, aunque tanta aglomeración la frustre; exactamente lo contrario de lo que se persigue. Cada vez soporto menos esta enajenación de rey mago…

(Esto, exactamente, lo dije hace un par de años. Y reincido).

1 de enero

El año empieza con agujetas. Los preparativos de la cena que se convirtió en almuerzo me han mantenido en pie durante tres días: compras de los ingredientes necesarios, preparativos de un menú largo para asegurar algún acierto, la tensión de una organización siempre cargada de imprevistos, los olvidos de cada día, los reiterados desplazamientos al supermercado, el lío… O sea, de un lado para otro, contrarreloj, sin grandes desplazamientos, pero muchos movimientos, con la búsqueda permanente de los objetos escondidos en lo alto de un mueble o en los bajos de un armario… Tres días a ese ritmo provocan agujetas. A esta edad y en circunstancias como las actuales conviene entrenar antes de empezar el partido. Tomo nota. Se me olvidará.

El Diario 2021 puede verse aquí

Artículo anteriorAsí en la política como en deporte
Artículo siguiente¿Cuántas patas tiene un pollo?